Salvador Luna

“Salvador nació en Coín hace más de medio siglo. Descubrió el barro y el barro cambió, ya para siempre, su vida, aprendiendo de la tierra, como nómada, los secretos milenarios que crean la magia de las manos y las formas.
El barro lo hizo hombre y supo, desde el principio, que el barro le enseñaría el camino de las personas, a acercarse a ellas, a comunicarse con ellas, a caminar juntos.

Y, el artista entiende que su arte no es una fábrica, que su obra no puede ser otra cosa que el mismo.  El Arte no solo es apertura de mentes, también es indagación en lo libre. Activista por las libertades. Luchador incansable. Comprometido en conseguir ser lo que es… y seguir siéndolo en libertad.

Y así es su obra. Apertura de mentes, que no otra cosa ha de ser el Arte. La creación artística es la misión más sublime del hombre, puesto que consiste en un empeño de la inteligencia por comprender y hacer comprender al mundo.”

J.M.Garcia Aguera